Cómo mejorar la memoria: 4 consejos prácticos

¿Te preguntas cómo mejorar la memoria? Entonces no puedes perderte estos prácticos consejos que estimulan la actividad cerebral y mejoran tu capacidad de retener y memorizar.

Son válidos para realizarlos a cualquier edad.

La OMS (2020) asegura que los hábitos saludables como el ejercicio, la actividad mental y la buena alimentación pueden ayudar a disminuir los problemas de memoria.

Por eso en esté artículo hablaremos sobre algunos consejos que contribuyen a tener mejor memoria.

¡Descubre cómo mejorar la memoria con estos hábitos saludables!

Existen diversas maneras de fortalecer la memoria y así mejorar tu calidad de vida y productividad en el trabajo.

Aquí te damos 4 consejos que te pueden ayudar.

1. Entrena a tu mente

Los músculos necesitan ejercitarse para fortalecerse y crecer, y tu cerebro también.

El entrenamiento cognitivo puede ayudar a aumentar la actividad cerebral en la región fronto-temporal, relacionada a la memoria y el aprendizaje (Joubert y Chainay, 2018).

Algunas actividades que estimulan y fortalecen tu memoria son (Joubert y Chainay, 2018):

  • Ajedrez u otro juego de mesa en el que debas aplicar la concentración y análisis.
  • Sudoku, sopas de letra o juegos de memoria.
  • Aprender nuevas tareas como por ejemplo un nuevo idioma o tocar un instrumento.
  • Ejercicios de gimnasia cerebral que mezclan la activación cognitiva y el ejercicio físico.

2. Un merecido descanso

Aunque no lo creas, una respuesta a la pregunta de cómo mejorar la memoria es dormir. Durante el sueño, específicamente en la fase REM, ocurre la consolidación de la memoria (NICHD, 2018).

Esto significa que las personas que no duermen de forma adecuada pueden tener problemas para recordar las actividades que realizaron durante el día y memorizar información (NICHD, 2018).

Lo más recomendable es que duermas entre 7 a 9 horas cada día sin interrupciones (Mayo Clinic, 2019).

3. Meditación y relajación

Si estás buscando cómo mejorar la memoria tienes que aprender a reducir el estrés, ya que es uno de los peores enemigos para la salud mental y física (Navinés et al., 2016).

Una buena opción para controlarlo es la meditación.

Además de controlar el estrés, la meditación puede contribuir a mejorar la memoria.

Hay evidencia de que esta actividad puede ayudar a aumentar la activación neuronal del lóbulo frontal y temporal del cerebro, estructuras relacionadas con el aprendizaje y la memoria (Nyhus et al., 2019).

4. ¿Cómo mejorar la memoria con la alimentación?

El cerebro es un órgano como cualquier otro, que necesita de energía y ciertos nutrientes para funcionar de forma correcta.

Uno de ellos es el DHA presente en el Omega 3, una grasa saludable que forma parte de las neuronas y el tejido cerebral (Sanhueza et al., 2004).

Está demostrado que una alimentación rica en este ácido graso puede ayudar a mejorar la salud mental (Marx et al., 2017).

Este nutriente lo puedes obtener al comer pescados grasos y mariscos, mediante suplementos o con el aceite funcional de Vidalia® MentalOil™.

 

***

 

Además, tu cerebro también necesita de vitaminas y minerales como las vitaminas del complejo B para funcionar de forma correcta (Hall-Flavin, 2018).

Por eso, es importante que tengas una alimentación balanceada donde incluyas todos los grupos de alimentos, y que sea abundante en frutas y vegetales frescos (Marx et al, 2017).

 


¡Ahora ya sabes cómo mejorar la memoria con solo 4 hábitos!


 

***

 

Estos te ayudarán a mantener activa tu mente y recordar con más facilidad donde dejas tus llaves.

Pero recuerda que no son definitivos y sus efectos pueden variar de acuerdo a tu organismo.

 


 

Así que, si notas que tu memoria se deteriora o percibes otros síntomas de enfermedades mentales cognitivas como imposibilidad para concentrarte o mantener la atención, asiste a tu médico para que te evalúe.

BIBILIOGRAFÍA.

Hall-Flavin, D. K. (01 de junio de 2018). Vitamina B-12 y depresión: ¿Están relacionadas? Mayo Clinic. Recuperado de www.mayoclinic.org

Joubert, C. y Chainay, H. (20 de julio 2018). Envejecimiento del cerebro: el efecto del entrenamiento físico y cognitivo combinado sobre la cognición en comparación con el entrenamiento físico y cognitivo solo: una revisión sistemática. Intervenciones clínicas en el envejecimiento13 , 1267-1301. Recuperado de: https://doi.org/10.2147/CIA.S165399

Marx, W., Moseley, G., Berk, M., & Jacka, F. (2017). Nutritional psychiatry: the present state of the evidence. The Proceedings of the Nutrition Society, 76(4), 427–436. Recuperado de www.cambridge.org

Mayo Clinic (16 de marzo de 2019). Pérdida de memoria: Siete consejos para mejorar la memoria. Recuperado de www.mayoclinic.org

NIH (17 de febrero del 2016). Datos sobre la vitamina B12. ODS.OD.NIH. Recuperado de: https://ods.od.nih.gov/pdf/factsheets/VitaminB12-DatosEnEspanol.pdf

NIH (18 de diciembre del 2019). Datos sobre la vitamina B6. ODS.OD.NIH. Recuperado de: https://ods.od.nih.gov/pdf/factsheets/VitaminB6-DatosEnEspanol.pdf

Navinés, R., Martín-Santos, R., Olivé, V., & Valdés, M. (2016). Work-related stress: Implications for physical and mental health. Medicina clinica, 146(8), 359–366. DOI: https://doi.org/10.1016/j.medcli.2015.11.023

NICHD (Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development) (7 de julio del 2018). ¿Qué es el sueño REM? Recuperado de espanol.nichd.nih.gov

Nyhus, E., Engel, WA, Pitfield, TD y Vakkur, I. (4 de septiembre del 2019). Aumentos en la actividad oscilatoria theta durante la recuperación de la memoria episódica después del entrenamiento de meditación de atención plena. Fronteras en la neurociencia humana13, 311. Recuperado de: https://doi.org/10.3389/fnhum.2019.00311

OMS (19 de septiembre de 2020) Demencia. Recuperado de: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/dementia

Peñuela M., Páez D., Castro L., Harvey J., Eljach J., Banquett L.  (agosto 2015). Prevalencia de insomnio en adultos de 18 a 60 años de edad y exposición a campos electromagnéticos en hogares de Barranquilla, Colombia. Biomédica Vol. 35. Recuperado de: https://revistabiomedica.org/index.php/biomedica/article/view/2459

Sanhueza, J., Nieto, S., & Valenzuela, A. (2004). Acido docosahexaenoico (DHA), desarrollo cerebral, memoria y aprendizaje: la importancia de la suplementación perinatal. Revista chilena de nutrición31(2), 84-92. Recuperado de scielo.conicyt.cl



Abrir chat