Hoy en día existe una amplia variedad de dietas. Entre ellas sobresalen algunas como la dieta vegetariana, vegana, paleo, mediterránea y cetogénica, bajo las cuales, miles de personas aseguran obtener incontables beneficios. Sin embargo, tener tantas opciones a la hora de escoger un régimen alimenticio puede generar confusión.

Para llevar una alimentación balanceada y saludable, es muy importante entender el funcionamiento e implicaciones de los planes alimenticios que decidimos implementar. Debido a lo anterior, en este articulo, profundizaremos sobre la dieta cetogénica, una de las dietas más famosas e implementadas en el 2018 (Brar, 2018).

¿Qué es la dieta cetogénica?

La dieta cetogénica es catalogada como un tipo de dieta alta en grasas, baja en carbohidratos y con un consumo intermedio de proteínas. Su objetivo principal es imitar el estado metabólico alcanzado durante el ayuno, con el fin de obligar al cuerpo a utilizar lípidos como fuente de energía  (Gutierrez, 2012). Ahora bien, para comprender el funcionamiento de esta dieta, se debe entender que el tipo de macronutriente (carbohidratos, lípidos y proteínas) utilizado como fuente de energía, depende de la cantidad y composición de los alimentos que se ingieren.

Los carbohidratos, dada su alta disponibilidad en la dieta y la facilidad con la que son metabolizados, suelen ser la principal fuente de energía de nuestro cuerpo. Sin embargo, ante un consumo excesivo de este macronutriente, los carbohidratos no utilizados son almacenados en el hígado y músculos en forma de glucógeno o en el tejido adiposo como grasa. Por el contrario, en caso de tener una ingesta muy baja de los mismos, una vez consumidos, el cuerpo se verá forzado a metabolizar los lípidos para producir energía.

Las dietas occidentales suelen presentar una composición aproximada de 10% proteína, 20% grasas y 70% carbohidratos  (University of New Mexico). Por otro lado, la proporción de la dieta cetogénica es modificada significativamente hacia el consumo de alimentos ricos en grasas,  presentando una composición aproximada de 20<40% proteínas, 35<70% grasas y entre 4<40% carbohidratos (Gutierrez C. , 2013).

Y ¿Comer tanta grasa no es malo para la salud?

Aunque actualmente es común escuchar sobre los efectos negativos del consumo excesivo de grasas y los beneficios de dietas que limitan su ingesta, un análisis de 23 estudios que compara las dietas bajas en carbohidratos y dietas bajas en grasas ha concluido que, una dieta compuesta mayoritariamente por lípidos puede ayudar a controlar el peso y a mejorar varios aspectos relacionados con la salud general (Gunnars, 2020). Particularmente se encontró que:

  • La mayoría de los estudios reportó mayor perdida de peso en sujetos bajo el régimen de la dieta cetogénica.
  • Los participantes que siguieron una dieta baja en carbohidratos, reportaron una mayor disminución en los niveles de triglicéridos que aquellos siguiendo dietas bajas en grasa.

Así mismo, diversos estudios han resaltado la capacidad de la dieta cetogénica para controlar los niveles de azúcar en la sangre  (Elhayany A, 2010) (Westman EC, 2008) (Westman EC, 2008), al igual que: mejoras sobre desempeño cognitivo, niveles de energía constantes durante el día y mejoras en la salud cardiovascular (Metagenics).

¿Qué alimentos son clave en una dieta cetogénica?

Aunque el objetivo de la dieta cetogénica es aumentar la ingesta de alimentos con una alta composición lipídica, es muy importante considerar el tipo de grasas que se van a consumir. A continuación, se mencionan algunos de los alimentos esenciales en la dieta cetogénica debido su alto contenido de grasas saludables (mawer, 2018):

  • Frutas altas en grasa: Aguacate, coco y aceitunas.
  • Futas altas en fibra y bajas en azucares: mora, arándanos, fresa y agraz.
  • Semillas: linaza, ahuyama, chía y ajonjolí.
  • Aceites vírgenes y prensados en frío: Aceite de oliva, coco, chía, linaza y aceites de nueces.
  • Grasas animales: mantequilla REAL de vaca, ghee y huevos.
  • Carnes: res, mariscos, cerdo y pescado.

Dado a su alto contenido de carbohidratos, es importante evitar alimentos como:

  • Granos: productos a partir de trigo, arroz, pasta y cereales.
  • Legumbres: lentejas, frijoles y garbanzos.
  • Condimentos y salsas ricos en azúcar.

Además, debería evitarse el consumo de productos con grasas trans.

Los aceites vírgenes de chía y linaza VIDALIA® son ricos en Omega 3, ¡ideales para incorporar en la dieta cetogénica!

Referencias
  • Brar, F. (2018). Shape. Obtenido de 10 Reasons 2018 Was Officially the Year of the Keto Diet: https://www.shape.com/healthy-eating/diet-tips/keto-diet-most-popular-2018
  • Elhayany A. (2010). A low carbohydrate Mediterranean diet improves cardiovascular risk factors and diabetes control among overweight patients with type 2 diabetes mellitus: a 1-year prospective randomized intervention study. Diabetes, obesity and metabolism, 204-209.
  • Gunnars, K. (24 de Marzo de 2020). Healthline. Obtenido de 23 Studies on low carb and low fat diets- time to retire the fad: https://www.healthline.com/nutrition/23-studies-on-low-carb-and-low-fat-diets
  • Gutierrez, A. (2012). Hospital Sant Joan de Déu. Obtenido de Dieta cetogénica: https://metabolicas.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/files/Dieta_Cetogenica.pdf
  • Gutierrez, C. (14 de Marzo de 2013). Nutrición Clínica y Dietética Hospitalaria. Obtenido de Dietas cetogénicas en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad: https://revista.nutricion.org/PDF/DIETAS-CETOGENICAS.pdf
  • mawer, R. (Julio de 2018). Healthline. Obtenido de The ketogenic diet: a detailed beginners guide to keto: https://www.healthline.com/nutrition/ketogenic-diet-101
  • Metagenics. (s.f.). Metagenics. Obtenido de Ketogenic program guide: https://www.metagenics.com/mas_assets/media/metagenics/pdf/MET2487_Ketogenic_Program_Guide_IPAD.pdf
  • University of New Mexico. (s.f.). University of New Mexico School of Medicine. Obtenido de The Ketogenic Diet: https://hsc.unm.edu/health/patient-care/developmental-disabilities/docs/ketogenic-diet-eng.pdf
  • Westman EC. (2008a). A low-carbohydrate, ketogenic diet to treat type 2 diabetes. Nutrition and Metabolism, 5:36.
  • Westman EC. (2008b). The effect of a low-carbohydrate, ketogenic diet versus a low-glycemic index diet on glycemic control in type 2 diabetes mellitus. Nutrition and Metabolism, 5-36.

ÚLTIMAS NOTICIAS



    Abrir chat