La importancia de la masa muscular para la salud del cuerpo

La importancia de la masa muscular para la salud del cuerpo

De acuerdo con McLeod (2016), la pérdida de masa y fuerza muscular puede derivar en discapacidad física, mala calidad de vida e, incluso, en muerte.Igualmente, afirma que esta pérdida se puede ver agravada por la inactividad física y una alimentación no balanceada.

Por otro lado, la ganancia y la conservación de masa muscular se asocia inversamente con el riesgo de mortalidad en los adultos mayores, independientemente de la masa grasa y los factores de riesgo cardiovascular y metabólico (Srikanthan y Karlamangla, 2014).

Así mismo, cuidar de sus músculos ayuda a prevenir la debilidad, la falta de resistencia al ejercicio y la baja actividad; además que contribuye a prevenir la aparición temprana de la osteoporosis, osteopenia y sarcopenia (Cruz-Jentoft, 2011).

Por eso, en este artículo profundizaremos sobre qué es la masa muscular, cuál es su función y por qué es importante cuidarla. ¡Sigue leyendo!

Masa muscular de calidad para un cuerpo sano

El músculo esquelético o la masa muscular es el componente más importante del tejido magro (MLG) del cuerpo humano (Carbajal Azcona, 2013).Su función es la de mantener la postura y dar lugar a los movimientos de distintas partes del cuerpo como la locomoción o la respiración (Villa-Forte, 2019).

Además, también representa un importante depósito de nutrientes y un regulador metabólico (McLeod et al., 2016).

Consejos para cuidar la masa muscular de tu cuerpo

Cuida tu alimentación

De acuerdo con Tinsley (2018) las clases de alimentos que necesitas para conservar o aumentar la masa muscular son los que contienen proteína. Sin embargo, según esta autor, también es necesario incorporar a la dieta cantidades suficientes de carbohidratos y grasas que le den energía al cuerpo.

Puedes encontrar proteínas de origen animal en alimentos como carnes de res, aves, pescados, huevos, leche y sus derivados.También puedes consumir proteínas vegetales en alimentos como lentejas, garbanzos y cereales (UNED, s.f.).

Ten en cuenta que las primeras contienen casi todos los aminoácidos que tus músculos necesitan y se digieren más fácilmente que las de origen vegetal.Estas últimas por lo general, están almacenadas en gránulos, lo que las hacen menos accesibles a las enzimas digestivas (Quesada y Gómez, 2019).

Fortalece tu masa muscular con ejercicios claves

Después de los 30 años, las personas pierden entre un 3% y 5% de músculo esquelético por década (Harvard Health Publishing, 2016).

Aún así, puedes fortalecer la musculatura con entrenamiento y buenos hábitos alimenticios que incluyan alimentos saludables y proteicos (Rosciano Paganellí J., 2018).

¿Todos los entrenamientos desarrollan masa muscular? La respuesta es no.

 

El Dr. Storer del Hospital Brigham and Women’s asociado a Harvard dice que los ejercicios específicos con cargas, repeticiones y periodos de descanso adecuados proporcionan músculo esquelético de calidad.

 

Es decir, 8 a 10 ejercicios con carga o peso dirigido a todos los grupos musculares.

 

Series de 12 a 15 repeticiones, realizadas con un esfuerzo de aproximadamente 5 a 7 en una escala de 10 puntos y, dos o tres entrenamientos por semana (Harvard Health Publishing, 2016).

Puedes realizar ejercicios de fortalecimiento con la técnica y posición correcta. Levanta algún elemento que oponga resistencia.

 

Por ejemplo: un kilo de arroz en cada brazo. Lo importante es empezar a realizar actividad física (PAHO, s.f.).

 

Sea cual sea tu plan de entrenamiento, no olvides agregar Vidalia® ActiveOil®. Los ácidos grasos de cadena media (MCT’s) que te aporta este aceite, son una fuente de energía para todo tu cuerpo.

Recuerda, la alimentación y el entrenamiento físico son factores esenciales para conservar y cuidar tu masa muscular.

También debes visitar periódicamente a tu médico para recibir recomendaciones específicas para tu caso. ¡Empieza a cuidarte!

REFERENCIAS:

Este contenido puede interesarte



¿Listo para hacer preparaciones con Vidalia?