5 formas de aumentar tu vitalidad

Dos décadas de estilo de vida sedentario se asocia con un riesgo dos veces mayor de muerte prematura en comparación a las personas que realizan actividad física (ESC., 2019).

Entonces ¿qué hábitos se deben poner en práctica para gozar de vitalidad y reducir los efectos negativos del sedentarismo? ¿Es suficiente una rutina de ejercicios físicos?

¡Conoce 5 formas de aumentar tu vitalidad aquí!

1. Incluye MCT´s en tu alimentación

¿Sabías que los ácidos grasos de cadena media (MCTs) son una fuente de energía para tu cuerpo? (O’Brien, 2018).

Los MCTs (triglicéridos de cadena media) se absorben directamente en el torrente sanguíneo y se transforman en energía. Esto hace que no eleven el colesterol ni se almacenen en el tejido graso del cuerpo (Mayo Clinic, 2019).

El aceite virgen orgánico de coco Vidalia® es fuente de ácidos grasos de cadena media, que puedes utilizar fácilmente (MedlinePlus, 2020).

También puedes obtenerlos en Vidalia® Active Oil, un concentrado natural de MCTs.

2. Hidrátate y dale energía a tu cuerpo


Teniendo en cuenta que aproximadamente el 75% del cuerpo es agua (Cobb, 2017), mantenerse hidratado es crucial para regular la temperatura corporal, mantener el funcionamiento normal del cuerpo, mejorar la cognición y el estado de ánimo (Harvard T.H. Chan, 2017).


Se recomienda beber 11 ½ tazas (2,7 litros) de líquidos por día para mujeres 15 ½ tazas (3,7 litros) para los hombres (Mayo Clinic, 2017). ¡Aunque no toda tiene que ser agua común!

También obtienes agua de los alimentos que consumes gracias a tu metabolismo (MedlinePlus, 2019), o al tomar bebidas aromatizadas de frutas, té o café (Harvard T.H. Chan, 2017).

3. Duerme lo suficiente para aumentar tu vitalidad

Dormir lo suficiente y con calidad puede ayudar a proteger tu salud mental y física y tu calidad de vida.

La deficiencia continua del sueño puede afectar la forma como piensas, reaccionas, trabajas y te llevas con los demás (NHLBI, s.f.).

Los adultos deberían dormir  en promedio entre 8 y 8.5 horas durante la noche.

Algunas personas solo necesitan 7 horas; mientras que otras requieren alrededor de 9 horas para dormir bien (Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, 2011).

El sueño es fundamental para cualquier persona, pero es aún más importante si padeces hipertensión arterial, diabetes del tipo 2 o cardiopatías (American Heart Association, 2019).

4. Realiza actividad física regular

Según la OMS, al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud (OMS, s.f.a.).

La inactividad física y un estilo de vida sedentario son considerados como uno de los factores de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiacas (Valle Muñoz, s.f.).

Por tal razón, para mejorar tu vitalidad es fundamental realizar actividad física.

La OMS (s.f.b.) recomienda que los adultos de 18 a 64 años realicen actividad física de intensidad moderada por 150 minutos semanales.

Según esta fuente, otra opción puede ser realizar 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, como un entrenamiento funcional.

Además, puedes seguir estos consejos para mejorar tu calidad de vida y gozar de buena salud (Crespo-Salgado et al., 2015):

  • Complementa el ejercicio aeróbico con los de fuerza muscular. Realiza 8 a 10 ejercicios, con 8 a 12 repeticiones cada uno, dos veces a la semana.
  • Mejora tus movimientos articulares con ejercicios de flexibilidad. Realízalos por lo menos 2 o 3 días a la semana.

5. Apúntate en actividades recreativas

Las actividades recreativas son aquellas que puedes realizar en tu tiempo libre. Estas proporcionan placer y desarrollan tu personalidad.

Además de llenarte de vitalidad, te ayudarán a equilibrar tu estado anímico, regenerarte físicamente para vencer el cansancio y socializar mejor (FUNLIBRE, 2004).

 

***

 


Recuerda: la vitalidad que tu cuerpo necesita está a tu alcance.


Solo debes planificar y enfocar tus hábitos de vida actuales hacia un programa mucho más sano ¡Empieza ahora!

BIBILIOGRAFÍA.

American Heart Association. (2019). Dormir menos de seis horas más cardiopatías y accidentes cardiovasculares: una combinación mortal. Recuperado de newsroom.heart.org/news

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación FUNLIBRE. (2004). Fundamentos de la recreación. Recuperado de www.funlibre.org

Harvard T.H Chan. (2020). El consumo moderado de café y té puede ser parte de un estilo de vida saludable para la mayoría. Recuperado de www.hsph.harvard.edu

Harvard T.H Chan. (2017).La importancia de la hidratación. Recuperado de www.hsph.harvard.edu

Cobb, C. (20 de diciembre de 2017). Lo que debe saber sobre la deshidratación. Medical News Today. Recuperado de www.medicalnewstoday.com

Crespo-Salgado, J. J., Delgado-Martín, J. L., Blanco-Iglesias, O., & Aldecoa-Landesa, S. (2015). Guía básica de detección del sedentarismo y recomendaciones de actividad física en atención primaria. Atención primaria47(3), 175-183. Recuperado de www.ncbi.nlm.nih.gov

Mayo Clinic. (22 de abril de 2019). Aceite de coco para adelgazar: ¿funciona realmente? Recuperado de www.mayoclinic.org

MedlinePlus. (20 de abril de 2020). Aceite de coco. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/1092.html

MedlinePlus. (07 de marzo de 2019). Agua en la dieta. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002471.htm

National Heart, Lung and Blood Institute NHLBI. (s.f.).  Privación y deficiencia del sueño. Recuperado de www.nhlbi.nih.gov

O’Brien, S. (14 de mayo de 2018). 7 Science-Based Benefits of MCT Oil. Healthline. Recuperado de www.healthline.com

OMS (s.f.a.). Inactividad física: un problema de salud pública mundial. Recuperado de www.who.int

OMS (s.f.b.). Recomendaciones mundiales sobre la actividad física para la salud. Recuperado de www.who.int

Valle Muñoz, A. (s.f.). Falta de ejercicio – Sedentarismo. Fundación Española del Corazón. Recuperado de fundaciondelcorazon.com/prevencion

ESC(European Society of Cariology).2019.El estilo de vida sedentario durante 20 años se vincula con el doble de riesgo de mortalidad en comparación con la actividad. Recuperado de www.escardio.org

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. (2011). Su guía para un sueño saludable. Recuperado de: https://www.nhlbi.nih.gov/files/docs/public/sleep/healthy_sleep.pdf

MAYO CLINIC. (2017). Agua: ¿cuánto tienes que beber todos los días?. Recuperado de www.mayoclinic.org



Abrir chat