El bienestar integral comprende el equilibrio de la salud física, social y mental (OMS, 2018a), y para lograrlo debes adoptar hábitos saludables que incrementen tu vitalidad. Si relacionas la palabra vitalidad con la palabra vida estás en lo cierto, pues se define como un estado que todos los seres humanos necesitan para desarrollarse (NCI, s.f.).

La vitalidad te permite estar en sintonía contigo mismo y con lo que te rodea, es la fuerza que te impulsa a conseguir tus metas y con ella no solo tendrás energía física, sino que también podrás realizar las tareas con entusiasmo y te sentirás capaz de cumplir tus labores del día al 100% (Lafuente, 2017).

La vitalidad se divide en cinco fundamentos: actitud positiva, capacidad de adaptación, motivación, empatía y hábitos saludables (Lafuente, 2017). A continuación, te hablaremos sobre cómo puedes incorporar estos últimos en tu rutina diaria.

Hábitos saludables para conseguir la vitalidad que necesitas

Consejos de hábitos saludables para aumentar tu vitalidad y energía

Actividad física

Una de las cosas que te restan vitalidad es no ejercitar tu cuerpo. En este sentido, actividad física no es igual a una rutina extrema de entrenamiento (OMS, s.f.). Hoy, es posible encontrar alternativas que mantienen tu cuerpo sano y fuerte. Por ejemplo:

  • Esta técnica de meditación reduce el estrés, mejora la concentración y da fortaleza a tus músculos (Mayo Clinic, 2018). Además, es ideal para practicar desde la comodidad de tu hogar.
  • Si eres de las personas que aman el baile, la zumba es perfecta para ti. Esta disciplina activa todo tu cuerpo y es divertida. Fortalece tus músculos y aumenta tu resistencia al ritmo de la música (CuídatePlus, s.f.).
  • Correr: No es necesario correr 2 horas para aumentar tu vitalidad. Un estudio de Cooper Institute reveló que al correr 10 o 20 minutos liberas serotonina, un neurotransmisor que regula las hormonas. Además, ayuda a mejorar la función del metabolismo y el sistema cardiovascular. (El Tiempo / GDA, 2019).

Buena alimentación

Si combinas el ejercicio con una dieta equilibrada estarás creando hábitos saludables (Sanitas, s.f.) y con esto, fomentando tu vitalidad. Por lo tanto, tu comida debe ser preparada con los mejores ingredientes y, en lo posible, incluir alimentos funcionales que contengan vitaminas, minerales y grasas saludables (OMS, 2018b).

Además, es importante que potencies tu alimentación sana con productos naturales que complementen los requerimientos nutricionales de tu cuerpo. Para ello, sigue estos consejos sobre hábitos saludables en la alimentación:

1. Elige alimentos con un alto valor nutricional

Selecciona cuidadosamente tus alimentos. Es primordial que seas consciente de incluir alimentos ricos en micronutrientes, macronutrientes y nutrientes esenciales (FAO, 2015).

Dentro de los macronutrientes están los carbohidratos, las grasas y las proteínas. En cambio, los micronutrientes como las vitaminas y minerales (FAO, 2015) están presentes en vegetales y otros alimentos como los siguientes.

  • Almendras: contienen fibras y proteínas que ayudan al aumento de la masa muscular y proporcionan energía al cuerpo. (Alcoceba, 2020).
  • Arvejas: esta legumbre contiene carbohidratos, uno de los principales responsables de proporcionar energía constante para el cuerpo, el cerebro y el sistema nervioso. (Medline Plus, 2018a).
  • Aceite de linaza: es una fuente rica en Omega 3, ácidos grasos que pueden ayudar a mantener el corazón sano, reducir los triglicéridos y el riesgo de arritmias (Medline Plus, 2018e).
  • Espinaca: contiene vitamina K, que ayuda a contener el calcio para una buena mineralización de los huesos. (Licata, s.f).
  • Col rizada: contiene antioxidantes que ayudan a prevenir el daño celular y otros nutrientes como calcio, potasio y vitaminas A, C y K que apoyan tu salud ocular, el sistema inmunitario y el corazón. (Medline Plus, 2018b).
  • Nueces: la presencia de zinc, calcio, potasio y magnesio y las vitaminas del complejo B te ayudan a mantener la piel en buen estado y puede favorecer la salud ósea. (García, 2020).
  • Aguacate: contiene grasas monoinsaturadas que ayudan a proteger tus células y mantener un bajo nivel de colesterol LDL. (Medline Plus, 2018c).

2. Controla las porciones de comida

Comer cuidando la cantidad es uno de los hábitos saludables que te puede ayudar a mantener un peso saludable según las condiciones propias de tu cuerpo (NIDDK, 2016).

En este sentido, los expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard crearon una guía estructura con las porciones adecuadas en un plato de comida. (Harvard T.H Chan School of Public Health, s.f)

  • ½ plato de vegetales
  • ¼ del plato con granos integrales
  • ¼ con proteínas

Ten en cuenta esta recomendación al momento de comer.

3. Aumenta las grasas saludables en tu dieta

El aceite de oliva contiene grasas monoinsaturadas y lo puedes utilizar en muchas de tus preparaciones, por ejemplo, puedes usarlo en crudo para aderezar los alimentos.

El Aceite de Oliva Extravirgen Vidalia® es un componente ideal, su consumo te ayuda a absorber minerales vitales como el calcio, el zinc, el fósforo y el magnesio. También es un antioxidante natural, puede contribuir a reducir el colesterol y fortalecer el sistema inmunológico. (Sánchez Mateos, 2016).

Por otra parte, las grasas poliinsaturadas tienen muchos beneficios para la salud. Pueden ayudar a disminuir el colesterol y los triglicéridos, bajan la presión arterial y controlan los niveles de azúcar en la sangre disminuyendo el riesgo de sufrir de diabetes. (Medline Plus, 2018d).

Algunos alimentos con grasas poliinsaturadas son el pescado, los frutos secos y la soja. Además, el Aceite de Chía y Linaza Vidalia® y nuestras bebidas funcionales también son ricas en omega 3.

4. Dile sí a grandes porciones de frutas y verduras

Aumentar la ingesta diaria de frutas puede traer beneficios como (FAO, 2003):

  • mantener la salud de la vista y la inmunidad contra las infecciones gracias a su contenido de vitamina A,
  • favorecer el correcto funcionamiento del sistema nervioso y los músculos debido al potasio,
  • ayudar a la salud digestiva por su contenido de fibra.

Puedes preparar un batido de frutas e incrementar el valor nutricional de esta bebida añadiendo una mezcla de aceites de chía, linaza y coco.

El uso de las verduras y frutas es muy variado. Ambos tipos de alimentos tienen nutrientes únicos que debes comer, por lo tanto, trata de equilibrar y dividir iguales porciones diarias de cada una (OMS, 2018b).

5.Bebe infusiones con grandes propiedades para la salud

Si antes no habías incorporado a tu estilo de vida estas bebidas debes hacerlo. Unas buenas opciones son el Té Chai y el Té Matcha Vidalia®, ricos en Omega 3.

El té matcha relaja tu cuerpo y activa tu mente, es por eso que es perfecto para el equilibrio corporal. Igualmente, ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre. El té chai también tiene muchos beneficios, es un excelente antiinflamatorio, antioxidante y potente digestivo. (Bisogno, s.f)

Aunque no hay una hora específica para ingerir té, es preferible que bebas entre 1 y 3 tazas de té durante el día, pues te ayuda a hidratarte y estimula tu productividad (Benedetti, 2020).

Crea vínculos sociales

La actividad social es parte de una vida con hábitos saludables. Rodearte de tu familia, pareja o amigos te llenará de satisfacción (Casero, s.f).

No dejes que las ocupaciones laborales interfieran con tu bienestar social, la interacción frecuente con otras personas te permite utilizar tu mente, lenguaje, emociones y sentimientos. Es algo tan vital como cuidar de tu cuerpo.

El poder hablar con otras personas o llevar una relación familiar plena te crea un compromiso afectivo y te generará estabilidad cuando la necesites (Mayo Clinic, 2019a). Para fomentar tus vínculos sociales puedes:

  • Planificar una cena para tus amigos.
  • Organizar un picnic con tu familia y disfrutar de la naturaleza mientras te diviertes con tus seres queridos.
  • Viajar un fin de semana con tu pareja a un lugar especial.

Duerme bien

Tener una noche de sueño profundo y relajante depende de varios aspectos, uno de ellos es la dieta.

Las variaciones del sueño se pueden presentar cuando tienes estrés o cuando no te alimentas de forma saludable. Las gaseosas, el café, el chocolate, la comida picante, incluso algunos quesos alteran la producción de ácidos estomacales cuyos síntomas alteran la calidad del sueño (Bonilla, 2015).

Para tener hábitos saludables de sueño puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Evita dormir siestas largas durante el día. Cuando duermes dos o tres horas tu cuerpo recarga energía, esto ocasiona que en la noche no tengas sueño o no necesites descansar (Mayo Clinic, 2019b).
  • Haz de tu habitación un lugar tranquilo y cómodo (Mayo Clinic, 2019b).
  • No estimules tu organismo con cafeína antes de dormir (Bonilla, 2015).
  • Un baño con agua caliente te ayudará a conciliar el sueño rápido. Un estudio realizado en la Universidad de Texas explica que bañarse una hora antes de dormir con agua caliente estimula el sistema termorregulador (Ferrer-Bonsoms, 2019). Como resultado logras mayor circulación de las extremidades y la eliminación del calor corporal.
  • Ten una cena ligera, muchos alimentos son pesados por lo que retrasan la digestión. Evita el exceso de grasas, picantes y azúcares (Martínez Blasco, 2020).

Recuerda que no dormir bien puede traer efectos negativos como cansancio del cerebro, menor concentración, poca energía, obesidad por la desaceleración del metabolismo y defensas bajas. (Álvarez-Manzaneda & Pin Arboledas, 2018)

Aplica desde hoy estos hábitos saludables. En Vidalia te ayudamos a mejorar tu vida de una manera natural, nuestros alimentos tienen beneficios reales y específicos en tu cuerpo.

BIBLIOGRAFÍA.

Alcoceba, S. (04 de mayo de 2020). Almendras: ¿conoces todos sus beneficios nutricionales? Runner’s World. Recuperado de: https://www.runnersworld.com/es/nutricion-deportiva/a26353715/almendras-beneficios-correr/

Álvarez-Manzaneda, E., & Pin Arboledas, G. (08 de noviembre de 2018). ¿Conoces los efectos de no dormir bien? Tu Canal de Salud. Recuperado de: https://www.tucanaldesalud.es/es/tusaludaldia/articulos/conoces-efectos-dormir-bien

Benedetti, M. (26 de mayo 2020). Tomar té todos los días es saludable. Mejor con Salud. Recuperado de: https://mejorconsalud.com/tomar-te-todos-los-dias-saludable/

Bisogno, V. (s.f). Té matcha: qué es, propiedades, beneficios y cómo se usa. El Club del Té. Recuperado de: https://elclubdelte.com/te-matcha-propiedades-beneficios-se-usa/

Bonilla, M. (11 de mayo de 2015). 10 alimentos que evitar antes de dormir. Cocinillas. El Español. Recuperado de: https://www.elespanol.com/cocinillas/recetas/saludables/20150511/alimentos-evitar-dormir/1000130036997_30.html

Casero, F. (s.f). Actividad social. Hábitos saludables de vida. Recuperado de: https://habitossaludablesdevida.com/actividad-social/#Actividad-social-como-habito-de-vida-saludable

CuídatePlus. (s.f.). Zumba. Recuperado de: https://cuidateplus.marca.com/ejercicio-fisico/diccionario/zumba.html

El Tiempo / GDA. (07 de octubre de 2019). El “running” de 10 minutos fortalece el corazón y previene problemas cardiacos. Por dentro. Recuperado de: http://www.pordentro.pr/en-forma/nota/el-running-de-10-minutos-fortalece-el-corazon-y-previene-problemas-cardiacos/

FAO. (2015). Macronutrientes y micronutrientes. Recuperado de: http://www.fao.org/elearning/Course/NFSLBC/es/story_content/external_files/Macronutrientes%20y%20micronutrientes.pdf

FAO (Octubre de 2003). Prioridad mundial al consumo de fruta y hortalizas. Recuperado de: http://www.fao.org/spanish/newsroom/focus/2003/fruitveg1.htm

Ferrer-Bonsoms, C. (18 de agosto de 2019). Este estudio demuestra que un baño caliente antes de acostarse ayuda a dormir mejor. Business Insider. Recuperado de: https://www.businessinsider.es/bano-caliente-antes-acostarse-ayuda-dormir-mejor-476249

García, F. (09 de enero de 2020). Los beneficios del consumo de nueces para nuestro estómago. Mejor con salud. Recuperado de: https://mejorconsalud.com/beneficios-del-consumo-de-nueces/

Harvard T.H Chan School of Public Health. (s.f). El Plato para Comer Saludable (Spanish). Harvard T.H Chan School of Public Health. Recuperado de: https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/healthy-eating-plate/translations/spanish/

Lafuente, C. (17 de 11 de 2017). ¿Se puede aumentar la vitalidad? Dietistas nutricionistas. Recuperado de: https://www.dietistasnutricionistas.es/aumentar-la-vitalidad/

Licata, M. (s.f.). La espinaca: Beneficios, propiedades y nutrientes. Zona Diet. Recuperado de: https://www.zonadiet.com/comida/espinaca.htm

Martínez Blasco, E. (14 de enero de 2020). Cenas para dormir y descansar mejor. Mejor con Salud. Recuperado de: https://mejorconsalud.com/cenas-para-dormir-y-descansar-mejor/

Mayo Clinic. (24 de agosto de 2019a). Las amistades: Enriquecen tu vida y mejoran tu salud. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/adult-health/in-depth/friendships/art-20044860

Mayo Clinic. (24 de junio de 2019b). Dormir la siesta: consejos y advertencias para adultos saludables. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/adult-health/in-depth/napping/art-20048319

Mayo Clinic. (20 de noviembre de 2018). Técnicas de relajación: prueba estas medidas para reducir el estrés. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/stress-management/in-depth/relaxation-technique/art-20045368

Medline Plus. (23 de abril de 2018a). Tendencias en alimentos saludables – frijoles y legumbres. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000726.htm

Medline Plus. (23 de abril de 2018b). Tendencias en alimentos saludables – col rizada. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000729.htm

Medline Plus. (23 de abril de 2018c). Información sobre las grasas monoinsaturadas. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000785.htm

Medline Plus. (23 de abril de 2018d). Realidades acerca de las grasas poliinsaturadas. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000747.htm

Medline Plus. (23 de abril de 2018e). Grasas omega-3 – buenas para su corazón. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000767.htm

Morales Lupayante, E. (18 de noviembre de 2019). 5 frutas que contienen vitamina C. Mejor con salud. Recuperado de: https://mejorconsalud.com/5-frutas-que-contienen-vitamina-c/

NCI. (s.f.). Diccionario de cáncer. Vitalidad. National Institutes of Health. Recuperado de: https://www.cancer.gov/espanol/publicaciones/diccionario/def/vitalidad

NIDDK. (Diciembre de 2016). ¿Cuánto debo comer? Lo que debe saber sobre la cantidad y el tamaño de las porciones. National Institutes of Health. Recuperado de: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/control-de-peso/cuanto-debo-comer

OMS. (30 de marzo de 2018a). Salud mental: fortalecer nuestra respuesta. Recuperado de: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/mental-health-strengthening-our-response#:~:text=La%20Constituci%C3%B3n%20de%20la%20OMS,de%20trastornos%20o%20discapacidades%20mentales.

OMS. (31 de agosto de 2018b). Alimentación sana. Recuperado de: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet

OMS. (s.f.). Actividad física. Recuperado de: https://www.who.int/dietphysicalactivity/pa/es/

Sanitas (s.f.). Ejercicio físico y dieta equilibrada: claves de salud. Recuperado de: https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/dieta-alimentacion/deporte-alimentacion/ejercicio-dieta-salud.html

Sánchez Mateos, A. (22 de agosto de 2016). 3 formas de sacar más beneficios del aceite de oliva. La Vanguardia. Recuperado de: https://www.lavanguardia.com/vivo/nutricion/20160822/403969398967/aceite-de-oliva-beneficios.html



Abrir chat