La importancia de la masa muscular para la salud del cuerpo

De acuerdo con McLeod (2016), la pérdida de masa y fuerza muscular puede derivar en discapacidad física, mala calidad de vida e, incluso, en muerte.

Igualmente, afirma que esta pérdida se puede ver agravada por la inactividad física y una alimentación no balanceada.

Por otro lado, la ganancia y la conservación de masa muscular se asocia inversamente con el riesgo de mortalidad en los adultos mayores, independientemente de la masa grasa y los factores de riesgo cardiovascular y metabólico (Srikanthan y Karlamangla, 2014).

 


Así mismo, cuidar de sus músculos ayuda a prevenir la debilidad, la falta de resistencia al ejercicio y la baja actividad; además que contribuye a prevenir la aparición temprana de la osteoporosis, osteopenia y sarcopenia (Cruz-Jentoft, 2011).


 

Por eso, en este artículo profundizaremos sobre qué es la masa muscular, cuál es su función y por qué es importante cuidarla. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la masa muscular?

Masa muscular de calidad para un cuerpo sano

El músculo esquelético o la masa muscular es el componente más importante del tejido magro (MLG) del cuerpo humano (Carbajal Azcona, 2013).

Su función es la de mantener la postura y dar lugar a los movimientos de distintas partes del cuerpo como la locomoción o la respiración (Villa-Forte, 2019).

Además, también representa un importante depósito de nutrientes y un regulador metabólico (McLeod et al., 2016).

Consejos para cuidar la masa muscular de tu cuerpo

***

Cuida tu alimentación

De acuerdo con Tinsley (2018) las clases de alimentos que necesitas para conservar o aumentar la masa muscular son los que contienen proteína.

Sin embargo, según esta autor, también es necesario incorporar a la dieta cantidades suficientes de carbohidratos y grasas que le den energía al cuerpo.

Puedes encontrar proteínas de origen animal en alimentos como carnes de res, aves, pescados, huevos, leche y sus derivados.

También puedes consumir proteínas vegetales en alimentos como lentejas, garbanzos y cereales (UNED, s.f.).

Ten en cuenta que las primeras contienen casi todos los aminoácidos que tus músculos necesitan y se digieren más fácilmente que las de origen vegetal.

Estas últimas por lo general, están almacenadas en gránulos, lo que las hacen menos accesibles a las enzimas digestivas (Quesada y Gómez, 2019).

***

Fortalece tu masa muscular con ejercicios claves

Después de los 30 años, las personas pierden entre un 3% y 5% de músculo esquelético por década (Harvard Health Publishing, 2016).

Aún así, puedes fortalecer la musculatura con entrenamiento y buenos hábitos alimenticios que incluyan alimentos saludables y proteicos (Rosciano Paganellí J., 2018).

 

***

¿Todos los entrenamientos desarrollan masa muscular? La respuesta es no.

***

 

El Dr. Storer del Hospital Brigham and Women’s asociado a Harvard dice que los ejercicios específicos con cargas, repeticiones y periodos de descanso adecuados proporcionan músculo esquelético de calidad.

 


Es decir, 8 a 10 ejercicios con carga o peso dirigido a todos los grupos musculares.


 

Series de 12 a 15 repeticiones, realizadas con un esfuerzo de aproximadamente 5 a 7 en una escala de 10 puntos y, dos o tres entrenamientos por semana (Harvard Health Publishing, 2016).

Puedes realizar ejercicios de fortalecimiento con la técnica y posición correcta. Levanta algún elemento que oponga resistencia.

 

***

Por ejemplo: un kilo de arroz en cada brazo. Lo importante es empezar a realizar actividad física (PAHO, s.f.).

***

 

Sea cual sea tu plan de entrenamiento, no olvides agregar Vidalia® ActiveOil®. Los ácidos grasos de cadena media (MCT’s) que te aporta este aceite, son una fuente de energía para todo tu cuerpo.

Recuerda, la alimentación y el entrenamiento físico son factores esenciales para conservar y cuidar tu masa muscular.

 

***

También debes visitar periódicamente a tu médico para recibir recomendaciones específicas para tu caso. ¡Empieza a cuidarte!

BIBILIOGRAFÍA.

Este contenido es de tu interés



Abrir chat