El pasado 7 de Marzo de 2020 fue confirmado el primer caso del nuevo coronavirus (COVID-19) en Colombia (1) y esta situación incrementó las alertas en nuestra población que ya venía preocupada por el escenario a nivel mundial en donde hasta el 12 de Marzo se confirmaron 136,597 casos de individuos contagiados y 5,065 muertes asociadas (2) (3).

¿Qué son y de donde vienen  los coronavirus?

Los coronavirus (CoV) son una amplia familia de virus capaz de transmitirse de los animales a las personas y causar diversas afecciones cómo fiebre y síntomas respiratorios (tos o dificultad para respirar). En los casos más graves, pueden causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso, la muerte.  Se sabe que aun existen otros coronavirus circulando entre animales, los cuales no han infectado al ser humano (4).

¿Qué personas presentan un mayor riesgo a padecer consecuencias severas por el COVID-19?

Según la organización mundial de la salud (OMS) (5), al analizar información obtenida del virus en China, país de origen del nuevo COVID-19 se ha concluido que existen personas más vulnerables  a sufrir consecuencias severas al contraer el virus, entre estas se encuentran:

  • Personas mayores a 60 años
  • Personas que sufren de condiciones médicas crónicas como enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer de pulmón.

¿Cómo se puede prevenir su contagio y minimizar las afecciones?

Como muchas enfermedades que se contagian por microorganismos, cada uno de nosotros puede tomar acciones para prevenir el contagio pero también para evitar que las afecciones tengan consecuencias graves en la salud (6).

En general, su sistema inmunitario hace un trabajo notable al defender su cuerpo contra los microorganismos que causan enfermedades. Pero a veces falla: un germen invade su cuerpo con éxito y lo enferma. Es muy probable que todos los lectores hayan experimentado esta situación y por eso se podrían estar haciendo algunas preguntas como ¿Es posible intervenir en este proceso y estimular su sistema inmunológico? ¿Se puede hacer algo desde la alimentación para mejorar las defensas? ¿Debería hacer cambios en mi estilo de vida para evitar contraer este tipo de enfermedades?

La escuela de medicina de la universidad de Harvard nos ayuda a responder estas y otras preguntas; lo primero que explica es que efectivamente nuestro estilo de vida tiene mucho que ver con la probabilidad de contagio de enfermedades causadas por microorganismos y también sobre el efecto que pueden tener en nuestra salud. De estas recomendaciones queremos resaltar 3 que pueden ayudar no solo con la alerta que se tiene por el nuevo coronavirus sino que se pueden implementar de forma permanente (7):

  1. Tome medidas para evitar el contagio:
    • Lávese las manos y las de sus niños con frecuencia
    • Cúbrase boca y nariz con la parte interna del codo al toser o estornudar
    • Mantenga sus oficinas, salones y espacios ventilados
  2. Trate de minimizar el estrés y duerma lo suficiente. Basados en diversas investigaciones, la comunidad médica ha concluido que el estrés psicológico puede influir en el sistema inmunitario e inclusive, el estrés crónico se ha asociado con la supresión de la función inmune(8) (9).
  3. Tenga una alimentación balanceada que incluya todos los nutrientes esenciales y ejercítese regularmente.

¿Qué nutrientes debo incluir en mi dieta para fortalecer el sistema de defensas?

Algunos de los nutrientes que se han asociado tradicionalmente con el funcionamiento correcto del sistema inmunitario son las Vitaminas C y minerales como el Zinc (10), sin embargo en años recientes la investigación se ha centrado en otros nutrientes esenciales como:

  • Vitamina A: Se ha establecido una relación de causa y efecto entre la ingesta dietética de vitamina A y su contribución al desarrollo normal y la función del sistema inmune. Lo que se considera un efecto fisiológico positivo inclusive para niños pequeños(11).
  • Vitamina D: Deficiencias en el sistema inmunitario se han relacionado recientemente con niveles insuficientes de vitamina D, que juega un papel importante en el sistema inmune (12) (13).
  • Ácidos grasos Omega-3: Investigaciones científicas han concluido que los ácidos grasos de la dieta pueden modular el sistema inmune a través de varios mecanismos (14) (15).

Se debe tener en cuenta que las vitaminas A y D son liposolubles y por ello su absorción e ingesta se ve beneficiada en el cuerpo cuando el alimento en el que se ingiere es un aceite o tienen un alto contenido de estos (16).

En Colombia existen deficiencias en nuestra población de nutrientes como la vitamina A, la Vitamina D y el Zinc. De hecho, la prevalencia de dichas deficiencias ha llevado al gobierno a establecer estrategias nutricionales que permitan suplir las necesidades de estos micronutrientes (17) (13).

VIDALIA VITALOIL™ es un alimento funcional con fórmula patentada que es Excelente Fuente de Omega-3 y buena fuente de nutrientes esenciales como Vitamina D3 y Vitamina A que CONTRIBUYE AL FUNCIONAMIENTO NORMAL DEL SISTEMA INMUNE. Además, CONTIENE NUTRIENTES QUE AYUDAN A DISMINUIR LOS RIESGOS DE ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR.

En épocas en las que quieres evitar el contagio cuídate por fuera y por dentro. Vidalia VitalOil tiene ingredientes que pueden ayudarte.

Mantente informado en:

https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/myth-busters

Para más información sobre enfermedades cardiovasculares y como prevenirlas:

https://vidalia.com.co/enfermedades-cardiovasculares/

Bibliografía

  1. El Tiempo. Se confirma el primer caso de coronavirus en Colombia. [En línea] 9 de Marzo de 2020. https://www.eltiempo.com/salud/coronavirus-en-colombia-se-confirma-primer-caso-469820.
  2. Instituto Nacional de Salud. Coronavirus en Colombia. [En línea] 8 de Marzo de 2020. [Citado el: 9 de Marzo de 2020.] https://www.ins.gov.co/Noticias/Paginas/Coronavirus.aspx.
  3. Organización Mundial de la Salud. Organización Mundial de la Salud. Coronavirus. [En línea] 2020. [Citado el: 9 de Marzo de 2020.] https://www.who.int/es/health-topics/coronavirus.
  4. Salud, Organiación Mundial de la Salud. Corona Virus desease 2019 (COVID-19) situation report-41. [En línea] 1 de Marzo de 2020. [Citado el: 13 de Marzo de 2020.] https://www.who.int/docs/default-source/coronaviruse/situation-reports/20200301-sitrep-41-covid-19.pdf?sfvrsn=6768306d_2.
  5. Insituto Nacional de Salud. Noticias del Instituto Nacional de Salud. Abece-coronavirus. [En línea] 2020. [Citado el: 9 de Marzo de 2020.] https://www.ins.gov.co/Noticias/Coronavirus/abece-coronavirus.pdf.
  6. Harvard Medical School. [En línea] Septiembre de 2014. [Citado el: 9 de Marzo de 2020.] https://www.health.harvard.edu/staying-healthy/how-to-boost-your-immune-system.
  7. Immunology and neurology. Mix, E, Goertsches R y Zettl, UK. 2007, Journal of Neurology, págs. 112-117.
  8. Stress and the immune system. Schedlowski, M y Schmidt , RE. 1996, Naturwissenschaften, págs. 214-220.
  9. REGLAMENTO (UE) N o 432/2012 . Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. 2012, Diario Oficial de la Unión Europea, págs. L 136/1 – L136/40.
  10. Scientific Opinion on the substantiation of a health claim related to vitamin A and contribution to normal development and function of the immune system. European Food Safety Authority. 2013, EFSA Journal , pág. 11(7):3334.
  11. Vitamin D and autoimmune diseases. Illescas-Montes, R, y otros, y otros. 2019, Life Sciences, pág. 116744.
  12. Consenso Colombiano de Vitamina D. Revista Medicina. [En línea] 15 de Junio de 2017. [Citado el: 9 de Marzo de 2020.] https://revistamedicina.net/ojsanm/index.php/Medicina/article/download/117-6/1468/.
  13. Modulatory effects of dietary lipids on immune system functions. De Pablo, M y Álvarez, G. 2000, Immunology and Cell Biology, págs. 31-39.
  14. Lipids and immune function. Vitale, JJ y Broltman, S. 1981, Cancer Research, págs. 3708-3710.
  15. Badui, Salvador. Química de los Alimentos. México : PEARSON EDUCACIÓN, 2006.
  16. Ministerio de Salud de Colombia. Estrategia nacional para la prevención y control de deficiencias de micronutrientes en Colombia. Bogotá : Minsalud, 2015.
  17. Nutrition and the immune system: an introduction. Chandra, RK. 1997, American Journal of Clinical Nutrition, págs. 460S-463S.

ÚLTIMAS NOTICIAS



    Abrir chat